Pollo a la menta

 Aquí tienes una nueva receta con un ingrediente básico que da mucho juego: el pollo. En concreto unos muslos de pollo jugosos y muy ricos que tienen esta pinta que puedes ver aquí:

Pollo a la menta

 Para preparar esta receta necesitarás:


  • 8 muslos de pollo
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • Unas hojas de menta fresca (unas 12 hojas grandes)
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 100 ml de vino blanco
  • Sal
 Colocamos en el vaso de un mortero las hojas de menta y los dos dientes de ajo picados en trozos grandes.

Pollo a la menta paso 1

 Limpiamos los muslos de pollo y nos aseguramos de que no hay ninguna pluma. Hacemos unos cortes en la piel con ayuda de un cuchillo bien afilado.

Pollo a la menta paso 2

 Machacamos con el brazo y añadimos el aceite de oliva (guardando un par de cucharadas) y la mitad del vino. Emulsionamos hasta que todo esté bien integrado.

Pollo a la menta paso 3

 Untamos con la mezcla los muslos por todos los lados y regamos con el resto del adobo. Guardamos los muslos en la nevera y los dejamos como mínimo una hora, aunque lo mejor es dejarlos una noche completa.

Pollo a la menta paso 4

 Ponemos a calentar una sartén y doramos bien los muslos para sellar un poco la carne por todos los lados. No hace falta que estén muy hechos, solo ligeramente dorados. Reservamos el adobo que ha quedado.

Pollo a la menta paso 5

 Apartamos los muslos y los reservamos. Echamos un par de cucharadas de aceite en la sartén y bajamos el fuego. Cortamos la cebolla en plumas finas y la ponemos en la sartén, removiendo durante unos diez minutos con un poco de sal hasta que empiece a ponerse tierna.

Pollo a la menta paso 6

 Añadimos el vino y dejamos que se evapore todo el alcohol. Colocamos encima el pollo y regamos con el adobo que hemos reservado. Tapamos y lo dejamos cocinar a fuego medio durante veinte minutos dando la vuelta al pollo de vez en cuando.

Pollo a la menta paso 7

 Si la cebolla se empieza a tostar demasiado le añadimos un vaso de agua caliente. Es importante que no le añadamos agua fría porque se cortaría la cocción. Cuando falten cinco minutos destapamos y subimos un poco el fuego.

 A la hora de emplatar colocamos un poco de cebolla caramelizada en la base y los muslos de pollo encima. ¡Que aproveche!

0 comentarios
Comentarios
Deja aquí tu comentario:
comentarios google
comentarios blogger
comentarios facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario