Lasaña tres delicias

Un plato clásico de la cocina italiana: Lasaña.



Para el relleno de carne:
  • 200 g de carne picada
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 vaso de vino tinto
  • 100 g de tomate frito
  • Nuez moscada
  • Albahaca
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite
Para el relleno de calabacín:
  • 250 g de calabacín (1 pequeño)
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 diente de ajo
  • Laurel molido
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite
Para el relleno de setas:
  • 200 g de setas variadas cocidas
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Perejil
  • Eneldo
  • Sal
Para la bechamel:
  • 200 ml de leche
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta
Además de eso necesitaremos 16 placas de lasaña y queso rallado para gratinar.

Preparamos el relleno de carne.
Cubrimos el fondo de una sartén con aceite y ponemos a calentar. Picamos la cebolla y la pochamos hasta que esté doradita. Añadimos la carne y rehogamos bien, echamos el vino tinto y cuando esté reduciendo incorporamos el tomate frito y las especias. Dejamos cocer a fuego bajo una media hora. Si vemos que se consume el jugo muy deprisa añadimos un poco de agua caliente.

Para el relleno de calabacín.
 Ponemos aceite a calentar y doramos un diente de ajo picado muy fino. Lavamos el calabacín y le cortamos las puntas. Lo picamos muy fino (o lo rallamos) y lo salteamos con el ajo. Salpimentamos y bañamos con el vino blanco incorporando el laurel. Dejamos cocer a fuego medio 15 minutos, hasta que el calabacín esté muy blandito.

 A continuación el relleno de setas.
Fundimos la mantequilla al fuego y picamos las setas. Rehogamos con perejil, sal y eneldo  lo dejamos a fuego medio 10 minutos.

 La bechamel la preparamos como la solemos hacer siempre, fundimos la mantequilla y tostamos la harina, añadimos la leche caliente y cuando esté bien espesa y sin grumos añadimos sal y pimienta.

 Cocemos las placas de lasaña y montamos, ponemos una capa de pasta en una fuente, seguido del relleno de calabacín, otra capa de pasta y el relleno de carne, otra capa de pasta y el de setas, asegurándonos de que las capa quedan uniformes. Cerramos con otra capa de pasta y cubrimos con bechamel y una capa generosa de queso rallado. Horneamos a 190º C durante 15 minutos, hasta que el queso esté bien gratinado.

5 comentarios
Comentarios
Deja aquí tu comentario:
comentarios google
comentarios blogger
comentarios facebook

5 comentarios:

Publicar un comentario