Receta de costillas a la crema de vino tinto

 Para preparar recetas de 10 no hacen falta muchos ingredientes. Ni siquiera cosas demasiado caras o difíciles de conseguir. Con lo que tenemos normalmente en la nevera podemos hacer unos platos espectaculares, como estas costillas a la crema de vino tinto que te traigo hoy.

Costillas a la crema de vino tinto

 Prepárate para cocinar porque te garantizo que es una receta espectacular. Esta es la lista de ingredientes:

  • 600 g de costilla de cerdo en una pieza
  • 1 cebolla
  • 300 ml de nata líquida
  • 150 ml de vino tinto
  • Aceite de oliva
  • Pimienta molida
  • Sal
  Empezamos poniendo un poco de aceite a calentar en una cacerola. Salpimentamos la costilla y la sellamos por todos los lados, empezando por la parte más carnosa.

Costillas a la crema de vino tinto paso 1

 Cuando tengamos la carne bien sellada la sacamos y reservamos. Pelamos y picamos la cebolla en juliana. La ponemos en la misma cacerola con una pizca de sal y un poco más de aceite si lo vemos necesario. Dejamos que se dore bien.

Costillas a la crema de vino tinto paso 2

 Incorporamos el vino y desglasamos el fondo de la cacerola para que se mezclen bien los jugos de la carne que se hayan quedado. Dejamos hervir hasta que se evapore bien el alcohol.

Costillas a la crema de vino tinto paso 3

 Añadimos la nata y ponemos a fuego medio. Cuando empiece a hervir metemos la costilla y tapamos. Dejamos que la carne se cocine durante 20 minutos.

Costillas a la crema de vino tinto paso 4

 Cuando esté hecha la carne la retiramos y la cortamos en porciones siguiendo el hueso. Probamos la salsa y rectificamos de sazón. Servimos la costilla con un poco de la salsa por encima, acompañada de nuestra guarnición favorita.

 ¿Verdad que es una receta fácil y con ingredientes que puedes tener a mano? Pues ponte el delantal y a la cocina. ¡Vas a triunfar!

0 comentarios
Comentarios
Deja aquí tu comentario:
comentarios google
comentarios blogger
comentarios facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada